Cry Baby

Tengo una amiga que no soporta los musicales. El motivo que siempre me da es que es súper irreal que alguien esté hablando y, de repente, así sin más, se ponga a cantar. Por supuesto mi amiga es demasiado realista y no concibe que en las películas se puede (y se debe la mayoría de las veces) traspasar lo que es o no “real” y que, además, en la propia realidad también esto sucede incontables ocasiones (ya saben eso de que la realidad supera a la ficción)

Igual solo me ha pasado a mí, que yo soy algo especial, eso de ir por la calle cantando… Aunque ¡esperen! a los niños también les hacen cantar en las guarderías y colegios, cientos de jovenzuelos conquistan a sus niñas tocándoles la guitarra o lo que sepan y cantándoles algo (no lo neguéis que conocéis casos, sí o sí); cuando se está en grupo en plan juventud no nociva (ya sé qué hoy en día eso es difícil) se canta; cuando se está feliz se silba, y TODO el mundo canta en la ducha o lo ha hecho alguna vez.

La música está ahí siempre, y por eso, entre otras muchas cosas, a mí sí que me gustan los musicales.

Hoy me he acordado de este de 1990, protagonizado por Johnny Depp, que emula a los de los años 50, como aquellos de Elvis y jóvenes presidiarios. He dudado en qué canción subir, porque hay varias muy chulas. Pero esta es suficiente para ver el carácter exagerado de la película (lo cual no hace sino incrementar el potencial cómico) y la buena (aunque rollo clásica) música.

Huelga decir que dudo seriamente que sea Johnny el que canta.

2 pensamientos en “Cry Baby

  1. Nunca había visto esto! Qué gran hombre, me encanta!!! Y por cierto, a mí tampoco me gustan los musicales…. Es cierto que la música está en todas partes, pero no cantamos cuando un amor nos abandona, o cuando intentamos decir algo, no sé, no sé explicarme ahora mismo!

    Me gusta

    • Sí, si te entiendo, que no es que cantemos como si hablásemos y como si fuera la cosa más normal del mundo expresarse cantando. Pero ya he dicho que la realidad suele superar a la ficción y que, después de todo, la ficción es eso, ficción. La verosimilitud no lo es todo y mola experimentar y estirar las posibilidades hasta límites peligrosamente inverosímiles.
      De todos modos, ¡para gustos, colores! ^^

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s