¿Por qué es tan fácil eliminar a gente de la lista de amigos del facebook y no lo es tanto en la de la vida?

Este es un caso de la larga lista de preguntas cuya ausencia de respuestas (por no querer mojarse demasiado- esto es, por cobardía) me enervan.

Me hice esa pregunta a raíz de una conversación banal, no carente de cierto sentido una vez contextualizada toda. Mi amiga respondió a mi juicio final: ‘me das un poco de miedito, aunque admiro tu retórica.’ Bien mirado, coincido plenamente con ella. Espanta ver cómo nos traiciona la mente y la retórica de vez en cuando. Supongo que eso del ser social es un hecho (por lo que las redes sociales triunfan tanto, obvio) y supongo que la sociedad te impone lo bueno y lo malo en su totalidad. Pero muchas veces me pregunto si no podríamos en verdad rechazar lo malo sin más e ir a nuestra bola con lo (nuestro) bueno solamente.

Por cierto que no os he dicho mi juicio apocalíptico final, ese que da miedito… Que conste que esto no lo dije Yo, lo dijo Ello: “Algún holocausto selectivo no vendría mal de vez en cuando cual purga de amigos del facebook. Igual de sano.”

3 pensamientos en “¿Por qué es tan fácil eliminar a gente de la lista de amigos del facebook y no lo es tanto en la de la vida?

  1. Firmaré con un nick estupidamente obvio para que me reconozcas.
    Por cuestiones de tiempo (y lógica) no he podido leer en profundidad este espacio pero me ha llamado la atención, y mucho, esta entrada.

    No conozco tu vida, ni siquiera este caso en concreto (si es que te refieres a algo vivido, lo cual no es asunto mío) pero si me permites responder te diré que en mi Tuenti sólo mantengo a la gente con la cual procuro tener una mínima relación. Desde un “quiero estar en contacto y saber cómo le va de vez en cuando o porque muestra interés por seguir ahí” a “hablo/bromeo con él/ella con frecuencia porque es alguien muy importante o porque me pide consejo/necesita mi ayuda”.

    Procuro no hacer distinciones entre “lista de amigos de red social” y “lista de amigos”. Cabe añadir que no agrego ni acepto a cualquiera. No me malinterpretes, no quiero dar la imagen de “exquisito”, en cualquier caso, quizá sería de celoso de mi círculo de amigos pero no soy bueno con esto de las etiquetas. *¿Qué coño le importa a Menganito de Málaga con quien coincidí una vez en un local lo que comenta mi amigo Chirimoyo acerca de mucho que nos reímos en su casa el sábado pasado?

    En mi lista de amigos sí entrarían categorías, y obviamente, siempre y cuando sea mutuo, si la llama se enfría entre alguien y yo debido al tiempo, las circustancias o un señor de Murcia, esa persona pasará a caerse de mi vida convirtiéndose en un recuerdo. ¿Suena frío? Es posible…

    Y aquí hay un “pero”. Dependiendo de qué puerta o ventana elija para salir de mi vida lo recordaré de una forma u otra:

    a) Si la cosa se ha enfriado mutuamente y perdemos el contacto, incluso el dejarnos algún mensajito cortés en el muro, tablón o como se llame… se siente.

    b) Si es un cretino que se las busca, y para colmo, no aporta nada… se va por la ventana de una patada en el culo. También se siente, pero de forma visceral.

    Y por eso en la red social que frecuento sólo tengo 21/22 personas de los cuales sólo 2 andan un tanto perdidos, pero sabes que siguen ahí (un colega cuyo pensamiento es más estricto y radical que el mío sólo tiene 4 en total, pero esa es otra historia -más divertida-)

    Perdona el rollo, señorita, pero me he sentido invitado a reflexionar escribiéndote tras leerte.
    Un saludo.

    * = ejemplo ficticio. Los nombres no tienen por qué ser reales😀

    Me gusta

    • Guau Diacronía-man, me ha flipado tu reflexión/contestación…

      Sin embargo siento no compartir todo el punto de tu argumentación. Yo agrego a gente que en un principio me calló bien, por lo tanto gente que no me importaría mantener en mi vida. Por eso en cuanto a mi lista de amigos del facebook no tengo nada que decir, porque además hago limpieza a menudo para no plantarme con gente con la que ya no comparto intereses. NO OBSTANTE mi pregunta iba dirigida más a la vida que al facebook, precisamente por esa facilidad con la que se borran amigos del FB. Es la gente con la que muchas veces tengo que compartir momentos de mi vida real la que me mosquea, y es que el punto es que no solo puedes tratar a tus amigos. Necesariamente te codeas con más gente, desde los señores de la secretaría, los tenderos o los amigos de tus amigos, que quizá te parezcan excelentes personas o unos cretinos (me ha molado tu palabra y no quería dejar de usarla).

      Pero muchas gracias por compartir conmigo tu opinión al respecto y haber intentado darle una respuesta a mi pregunta. ^^

      Un beso!

      Me gusta

  2. Creo que esto lo hablamos un día, así por encima! Y bueno… hay muchas formas de verlo. Creo que yo coincido más contigo. Hay gente que en un principio te cayó bien y es algo más que un simple conocido, aunque no tengas mucha relación con esa persona… y no molesta tenerla. Tampoco hay que ser muy exigente. Pero también hay gente que sencillamente no pinta nada, y no le importa nada tu vida, y encima en la vida “real” ni saludan así que…mejor fuera!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s