Humores cambiantes

Tenía pensado un súper manifiesto con un montón de sentimientos combinados, y creo que el más prominente de ellos era el pesimismo. Y sin embargo, aquí me hallo, presa del más contundente buen humor que he tenido en días, con una sonrisa anímica insistente y el sentimiento de que esta tarde, en el cine, he recuperado todas las horas perdidas estos dos días pasados. ¿Por qué? Obviamente tiene que haber una película excepcional que justifique esto. La hay y sin más ambages digo que es The artist. Paraos a pensar un momento por qué esta película es tan buena.

Primero, retoma el tópico de que todo tiempo pasado fue mejor… Y es que, señores, no nos engañemos, todo tiempo pasado fue mejor. Solo hay que mirar lo bonitas que parecen las cosas en blanco y negro. Tan románticas, tan elegantes… Mi hermano – que ha gastado mucho tiempo haciendo fotos con su réflex – tiene la teoría de que se debe a que somos nosotros los que tintamos, en nuestra imaginación, la imagen de modo que supera con creces a la realidad y nos parece más bonita.

Segundo, retoma el héroe clásico, el orgulloso y decadente héroe que se ve superado por la situación y por el progreso.

Tercero, desarrolla una historia de amor de las clásicas, de las mejores, al más puro estilo O’Hara y Butler: nosotros sabemos desde un principio que se quieren, ellos lo intuyen, pero no alcanzan a asumirlo… y eso, con el sufrimiento que conlleva, es tan bonito… Y es que somos todos crueles, nos gusta verlos sufrir, pero no neguemos que es porque sabemos que tanto sufrimiento ennoblece y agranda tanto ese amor que al final no nos parece sino que cualquier otro no podría ser tan verdadero.

Cuarto… me he cansado de resaltar puntos. Especialmente porque me han interrumpido con pésimas noticias y me han cortado el rollo de este buen humor. Ya no es tan bueno. Pero no exagero cuando recomiendo esta película. Que por algo está tan bien criticada por los críticos, que suelen ser unos porsaqueros la mayor parte del tiempo.

Buenas noches.

Por cierto, impagable el momento inicial en el cine, cuando nosotros, espectadores, vemos a los espectadores dentro de la película ver la película del protagonista, George Valetin, los cuales además, están siendo vistos por el productor y los actores de esa película. No sé si me explico: es para verlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s