El himno nacional

Alguna vez he intentado pensar cómo sería mi país perfecto. Suele ser este imaginario. Nada que ver con la República independiente de mi casa ni falacias publicitarias. Supongo que sería esplendoroso y tétrico a partes iguales. De hecho, acabo de recordar que hay una página de este señor blog donde pegué hace mucho una especie de manifiesto, lo que podrían ser las bases de mi mundo. Todo chiquilladas, la verdad. No sé cómo sería. No debería estarnos permitido que soñásemos con algo así. La expectativa de algo mejor es lo que luego nos mata en vida.

Supongo que este es un buen himno nacional (National anthem, que dirían ellos).

Aquí les dejo una delicatessen musical para un momento delicado, como es la noche avanzada.

Ánimo a los que estudiáis a horas intempestivas. A los que estudiáis de día también, que esto de los exámenes es igual de problemático para todos. Un saludo, que no ánimo, pues no lo necesitáis, a todos aquellos que vivís felices sin preocupaciones. Sé que esa clase de gente actualmente no existe, pero la saludo, que también hay que ser educado con la gente que no existe.

A los demás, salud.

2 pensamientos en “El himno nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s