Jardín cerrado

Jardín cerrado, inundación de olores
fuente sellada, cristalina y pura;
inexpugnable torre, do, segura
de asaltos, goza el alma sus amores;
intactas guardas tus hermosas flores;
matas la sed, destierras la secura;
ostentas majestad, y desa altura
penden trofeos siempre vencedores.
El verdor tuyo nunca el lustre pierde,
ni se enturbia el candor de tu corriente;
firme está tu invencible fortaleza:
que es el jardín cerrado siempre verde,
es siempre clara la guardada fuente,
y es propia de la torre la firmeza.

Bernara Ferreira (1495-1644)

3 pensamientos en “Jardín cerrado

    • Suele pasar, yo empecé hace poco. Pero eso es de las mejores cosas de la poesía: que sorprende y casi siempre gusta. Me alegro de que esta poesía te parezca precioso. Lo más flipante para mí es que esta mujer es de principios del siglo XVI ^^

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s