Monólogo del Regular

Siguiendo la dinámica de los monólogos del Bien y del Mal de Augusto Monterroso que he subido días atrás, subo este monólogo del Regular que he escrito para clase. No es para tirar cohetes, pero bueno… Está regular.

Su vida era tan triste que dolía… demasiado malo para el Bien, demasiado bueno para el Mal. La vida del Regular era un continuo devenir de rechazos y menosprecios. Y aquel último desaire que sus hermanos le habían infligido le había dolido más que ninguna otra cosa. Y es que llevaba mucho tiempo esperando aquel estúpido viaje a la Tierra y ahora se enteraba de que el Bien y el Mal se habían ido sin decirle nada y estaban divirtiéndose sin él. Ser el hermano mediano era una mierda: aquel a quien nadie presta atención, pero que está allí y allí tiene que estar aunque nadie lo quiera. Su vida era tan triste… Pero se iba a vengar, vaya que sí. Se iba a encargar de demostrar a sus hermanos que no había humano digno del Bien ni del Mal sino que, en realidad, todos le seguían a él, al Regular y a su terrible legión de tonos de gris y cambios de humor.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s