Tenemos el amor que creemos merecer

Dice el monérrimo Logan Lerman, parafraseando al monísimo Paul Rudd.

Ayer reví Django desencadenado (en español, para variar) y me volvió a gustar, CLARO, a pesar de todas las pedanterías que iba diciendo una autoproclamada experta en cine que trataba de impresionar a sus pacientes – sin duda para aguantarla a ella – amigas – o cuanto menos educadas acompañantes – detrás de mí, que decía que si la peli era “demasiado Tarantino, ya sabes por lo exagerado, sobre todo al final” o “no está mal, a ver, no me ha disgustado, pero tampoco me ha encantado” o el súper y definitivamente convincente “me gustó más Malditos Bastardos, la trama era mejor” acompañado del tajante “¿esa la habéis visto? Tenéis que verla”.

¿¡Lo qué!?

Que me habría encantado darme la vuelta y decirle: “¿hablas por llenar el tiempo sin más o realmente tienes algo que decir?” ¡Qué demonios, a nadie le importa la opinión de nadie, ni siquiera a mí me importa la mía la mayor parte del tiempo! Por eso hallé muchísimo más productiva y sabia la decisión de mi madre de pintarse las uñas entre peli y peli. En silencio, mientras me dejaba leer mi hajado ejemplar de Harry Potter and the prisoner of Azkaban, en tanto que yo le sujetaba el bote a cambio y trataba de recolectar mi poca paciencia para no girarme a decirle alguna grosería a la chica. Porque, a pesar de todo, yo soy muy educada. En esas que el chico de delante se gira curioso y en cuanto ve el botecito de esmalte sonríe comprendiendo:

– ¡Ah! Y yo que me preguntaba por qué olía a acetona.

A lo que mi madre, tranquila, acabando la última uña de la mano izquierda y cogiendo el pincelito con esa misma mano para pasar a atacar a la derecha, responde:

– ¿Te gusta, bonico? Cuando acabe te paso el bote y lo esnifas un poco.

El chaval sonríe descolocado y se vuelve para adelante de nuevo. Pobre, no conoce a mi madre, se lo habría pasado si él hubiese aceptado la proposición. Aunque bueno, el chaval no parecía tener muchas luces (o ninguna, y lo digo literalmente) cuando al cabo del rato, en medio de la segunda sesión se levantó para salir al baño y se tropezó con las escaleras. Se cayó, CLARO, y la gente – toda – que somos muy cabrones – todos – se empezó a partir del pobre chaval por más de dos minutos. Que se dice rápido, pero me perdí media conversación del prota con los dos frikis que le acompañan en la portada. [Curioso que la prota de la peli sea Emma Watson, afamada por interpretar a Hermione Granger, y yo estuviera leyendo Harry Potter y todo eso… ¿no? Bueno, en realidad no, pero se puede jugar a eso de buscar coincidencias por todo el mundo y se entretendría uno un buen rato].

Las ventajas de ser un marginado The Perks Of Being A Wallflower critica

Que, por cierto, no he dicho que vi Django en el Cine Estudio D’or. Buen cine (de reestreno), buena programación. Además de Django vimos Las ventajas de ser un marginado (The perks of being a wallflower en inglis). Muy bonita, tierna y divertida y todo eso. Si estuviera de otro humor me pondría a hablar de ella como si fuera una entendida de cine o argumentos o cosas de esas, pero la chavala de ayer me tocó las narices y me hizo no querer ser así nunca más (porque, admitámoslo, yo a veces soy así). Son esas cosas que te hacen cuestionarte tu vida y te hacen preguntarte qué haces con tu vida, por qué te has vestido de marrón si sabes que no te pega y que el rojo es verdaderamente tu color. Pero tomaste una decisión y ahora tienes que ir todo el día vestida de marrón y conforme avanza el día tu autoestima se ve reducida progresiva e inevitablemente a nada y cuando por fin llegas a casa sientes que tu día ha sido una porquería, pero en realidad no lo ha sido, tan solo lo ha sido tu actitud – o tu falta de ella – provocada por la estúpida deicisión que tomaste al principio de ese mismo día. ¿Quién lo iba a pensar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s