El rey pescador

Terry Gilliam, un director característicamente extravagante, ha hecho películas muy extrañas más allá de su producción con los Monty Phyton – que ya era peculiar, eso era obvio – desde Doce Monos, hasta Miedo y asco en Las Vegas. El Rey pescador, de 1991, se incluye en su extraña filmografía y el otro día la vi.

No sé por qué extraña razón me puse a verla, pero valió la pena, ya que me fascinó la historia desde el mismo principio y me fascinaron los actores – un Jeff Bridges que pasa del más sexy posible a la máxima cutrez sin el más mínimo reparo e incluso con clase, y Robin Williams, un tío por el que siento extrema simpatía cuando veo alguna de sus pelis, aunque luego se me olvide que me cae bien. Por otro lado, la estética de la película es en conjunto de un tétrico muy conseguido, y aunque no es una comedia, tiene varios puntazos que te hacen, si no reír a carcajada limpia, sonreír ampliamente.

No os voy a desvelar mucho del argumento, porque para eso está IMDB o Filmaffinity y vídeos y tráilers en youtube, pero para terminar de recomendárosla, diré algo bastante importante en cualquier historia, en mi opinión: el principio y el final son geniales.

el-rey-2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s