“Darse de bruces”

Emitologías

Una expresión muy extraña del español, ya que basta buscar en el diccionario para ver que no existe un singular “bruz” del que pueda derivar. Parece ser que la historia se remonta nada menos que al rey de Escocia del siglo XIV, Robert the Bruce, que coincidió en vida con el archiconocido William Wallace. Nunca ha quedado clara la causa de la muerte de Robert; una de los testimonios recogidos dice que, volviendo de una batalla, su caballo se encabritó, haciendo que el rey cayera y golpeara violentamente la cara contra el suelo, una caída de la que el monarca no se repuso y que terminó por costarle la vida. Esta versión llegó a España pocos años después de la muerte del monarca, casi con toda probabilidad en la expedición liderada por James Douglas para llevar su cuerpo al Santo Sepulcro de Jerusalén. Douglas llevaba consigo el manuscrito que describía el trágico fin del rey…

Ver la entrada original 80 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s