Eldirux

Había completado todas las pruebas que los dioses le habían impuesto y las había superado con éxito. Ahora aguardaba al pie de las grandiosas escaleras que daban acceso al Dominio, a que le dieran el beneplácito y lo convirtieran en semidiós.

Odiaba los tediosos trámites, pero había aprendido a pasar por ellos cumplidoramente: primero tenía que ir a la Oficina de propuestas y proponer su candidatura a héroe. Para ello tenía que adjuntar además una cuantiosa y molesta cantidad de documentación, desde el certificado de nacimiento a sus antecedentes penales. Después de que comprobasen que todos los papeles estaban en regla y que sus orígenes eran adecuadamente humanos, si bien con un suspiro de duda por parte de algún antepasado remoto, le proporcionaban el estatus de héroe provisional.

Para pasar de héroe provisional a héroe completamente cualificado, había de pasar un periodo de prueba de entre uno y siete años, en los que el aspirante demostraba sus habilidades físicas y mentales en situaciones típicas de héroe. Que fuera más o menos inteligente no tenía tanta importancia como que supiera desempeñar adecuadamente tareas básicas como el asesinato de monstruos y villanos, evacuación de ciudades en llamas o salvaciones y posteriores violaciones galantes de doncellas y sacerdotisas vírgenes.

Eldirux había pasado el periodo de prueba en tan solo dos años. Podía pensarse que era muy bueno en su trabajo – y lo era –, pero también muy afortunado, porque la cantidad de catástrofes en las que echar una mano había ido en aumento en los últimos tiempos y, consecuentemente, sus posibilidades de lucimiento habían aumentado. Después de cinco años como héroe completamente cualificado, había llegado el momento de solicitar un ascenso y pasar a la categoría de semidiós. Esta era una categoría más ventajosa, mucho mejor vista y con mayores remuneraciones. A pesar de todo, Eldirux no lo hacía por motivos materiales, sino que le movía un sentimiento vocacional. Su máxima aspiración, desde que podía recordar, había sido la de convertirse en un dios.

Así que allí estaba, al pie de las escaleras de El Dominio Divino, aguardando a que algún representante de la Junta divina viniera a decirle si había sido considerado Apto o No apto para el puesto. Durante días y noches aguardó paciente como una roca, haciendo caso omiso a las grandes lluvias y los tronantes rayos que caían a escasos centímetros de él. Eldirux sabía que aquello bien podía tratarse de una última prueba, y resuelto a pasarla, allí se mantuvo impertérrito durante más de una semana, cuando al fin, contra su voluntad, pero debido a su condición todavía plenamente humana, Eldirux desfalleció.

Cuando despertó todo estaba oscuro y, tras unos segundos, sus ojos empezaron a distinguir sombras y siluetas. Entonces preguntó, totalmente tranquilo, como exigía su estatus de héroe, dónde estaba. En un principio no recibió respuesta, mas al cabo de un rato, una voz siniestra le dijo que estaba en su nuevo hogar.

– ¿En El Dominio? – preguntó luchando por esconder su emoción.

– ¿El Dominio…?

De pronto se hizo una luz y el mundo empezó a tomar forma. Eldirux enfocó la vista y ante su cara de total incomprensión, su interlocutor le aclaró su situación, de modo que al final comprendió horrorizado. No solo estaba no en El Dominio, sino que había sido reubicado en los niveles más inferiores del mundo, por debajo incluso de los humanos.

– ¿Por qué?

– Eso no me atañe a mí decirlo.

Eldirux suspiró algo desalentado. ¿Y si no era posible entrar El Dominio? ¿Y si todo era una farsa para tenerlo entretenido pasando pruebas hasta que finalmente alguna de ellas acabara con él?

Anuncios

One response to “Eldirux

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s