Debate

– ¿Y si te pido que saltes, saltas?
– Por supuesto.
– ¿Pero sabes que eso es malo?
– Lo sé.
– ¿Que te puedes matar?
– Ajá
– ¿Y aun así te tirarías?
– Si tú me lo pidieras, sí.
– No me lo creo…
– Prueba.
– Está bien, salta… ¡Pero no! ¿Qué haces?
– Subir a la barandilla, si no, no puedo saltar.
– ¿Pero que vas en serio?
– Completamente, ya te lo he dicho.
– ¡Pero esto es un disparate!
– Pues eso es el amor.
– Pues yo no lo quiero.
– Oh.
– …
– …
– ¿Pero qué haces? ¿Por qué subes otra vez?
– Voy a saltar.
– ¡Pero yo no te lo he pedido!
– Ya, pero me acabas de decir que no me quieres.
– No exactamente.
– ¿Ah, no? ¿Entonces me quieres?
– … No según tu concepto de amor.

Anabel PRIETO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s